Despechado

Despechado

Despechado nace del espíritu contracorriente y feminista de nuestra enóloga Daniela Salinas.
Alrededor de nuestro antiguo restaurante House of Morandé en el valle de Casablanca había 1.6 há de Pinot Noir,

el que era constantemente olvidado y mirado más como un problema que como un aporte a nuestros vinos debido a su aislamiento y pequeño tamaño, lo que implicaba un esfuerzo logístico muy grande para cosechar muy poca uva, si bien de excelente calidad debido a la edad del viñedo y al terruño donde estaba plantado.

Era entonces una uva Despechada del cariño de los enólogos, y también del viticultor…

La primera cosecha año 2013, demostró cuan equivocados estábamos, mostrando su carácter floral, austero y una veta decididamente diferente a lo que hacíamos hasta le fecha. Esta forma de interpretar esta uva, en huevos de cemento, basada en una alta proporción de racimo entero, encubado total largo, y extracción pasiva y delicada, lo hicieron destacar en la primera degustación que hicimos, y como suele suceder con los amores Despechados, hacernos arrepentir de no haberlo valorado antes. Afortunadamente esta vez no fue un cariño perdido para siempre, sino rescatado por el talento de nuestra enóloga.

Sin paso por barricas, es un vino joven, fresco, que nos ofrece sencillez, pero no simpleza. Como los mejores exponentes de esta variedad aparenta delicadeza, la que algunos confunden con debilidad, pero nada más lejos de eso, es un vino con carácter y fuerza. El cliché de ser el blanco de los tintos no le hace justicia.

Este carácter dual tan propio del Pinot Noir lo hace ser un vino muy apreciado y de amplio espectro, desde acompañarnos en momentos de meditación personal, a ser compartido en una mesa numerosa dándonos variadas opciones de maridajes, como pocos vinos son capaces de hacer.

Ricardo Baettig

Enólogo Viña Morandé

Suscríbete a nuestras aventuras…

Translate »