BODEGA AVENTURA: UN LUGAR PARA EXPERIMENTAR Y CREAR

Bodega Aventura es la nueva e innovadora bodega de Viña Morandé que reúne en un solo lugar la más alta tecnología para experimentar con nuevas variedades, testear técnicas de vinificación, fermentación y guarda; y probar métodos de vanguardia. Todo esto, con el fin de seguir creando vinos irrepetibles y auténticos, que sean capaces de impulsar la industria nacional.

El pasado 27 de septiembre, se realizó la inauguración de la nueva Bodega Aventura de Viña Morandé. Un proyecto que se ubica en Pelequén, en pleno valle del Cachapoal, que representa la materialización del inquieto espíritu innovador y emprendedor que siempre ha caracterizado a la viña.

Diseñada por el reconocido arquitecto Samuel Claro esta bodega funde su belleza arquitectónica con el paisaje local. Fue construida de manera tal, que es parte del viñedo, enclavada en su suelo, en profundidad, como las raíces que alimentan las uvas. La elección de hacer una bodega subterránea se debe a dos factores: el primero es cuidar el entorno, minimizando lo más posible la intervención en el campo; el segundo es usar la gravedad a favor de los vinos. Una bodega gravitacional no sólo cuida la uva, sino que permite un ahorro energético significativo. Así también, sus espacios abiertos, amplios ventanales y paredes de vidrio, que permiten maximizar el uso de la luz natural.

Es así, como esta Bodega va en línea con la metodología de trabajo del enólogo y director enológico Ricardo Baettig, quien incentiva al equipo de enología y de viticultores a buscar vinos irrepetibles. Búsqueda que incluye nuevas denominaciones de origen, cepas desconocidas, mezclas inexploradas y sorprendentes, rescate del patrimonio chileno, métodos de vinificación no tradicionales, autenticidad y excelencia, entre otros.

Para esto, este espacio contará con instrumentos claves que permitirán a los enólogos experimentar con nuevas variedades, probar recipientes de fermentación y guarda, y testear nuevas técnicas, con el fin de seguir entregando vinos irrepetibles, auténticos, que impulsen la industria nacional.

Entre los instrumentos que se pueden encontrar están los Estanques Troncocónicos -grandes estanques de cemento donde el mosto tiene un menor contacto con la superficie y por ende, una maceración más suave; Huevos de Cemento, Cubas de madera Open Top y Dudres, además de cubas de cerámica – recipiente cuya materialidad se asemeja al vidrio, sin cesión al vino de elementos ajenos a la uva- huevos invertidos, ánforas enterradas -técnica ancestral que mantiene muy bien la temperatura y proporcionan una oxidación razonable -, lagares -contenedor de cemento similar a una pequeña piscina que facilita el trabajo manual con los orujos- oxolines– estructura que permite mover, apilar y manipular las barrica de forma mucho más sencilla e independiente- y clyvers – similares a recipientes de cerámica gres, muy adecuado para largos periodos de envejecimiento. Todos elementos pensados para extraer el máximo potencial a cada variedad vinificada y permitir que los vinos adquieran mayor expresión de fruta, elegancia y balance.

Si te interesa saber más, pregunta AQUÍ

Suscríbete a nuestras aventuras…

    Translate »