Estate Reserve: identidad y expresión de Viña Morandé

Reflejo del espíritu pionero e innovador que desde sus inicios ha guiado el camino de Viña Morandé, la línea Estate Reserve representa el compromiso de la viña de crear vinos con identidad de lugar, que expresen fielmente las características de sus diferentes terroirs.

Fundada en 1996 por Pablo Morandé, uno de los enólogos más reconocidos de Chile, Viña Morandé, desde sus inicios ha tenido un claro enfoque en la innovación: fue la primera en plantar parras en el valle de Casablanca, ha sido precursora en la plantación de campos de alta densidad, pionera en lanzar una línea llamada Aventuras enfocada en destacar la desconocida diversidad de terruños de Chile; y fue una de las primeras viñas en rescatar terruños y técnicas ancestrales de vinificación, por nombrar algunas.

Con su línea Estate Reserve, Morandé ha demostrado su constante compromiso por producir vinos con identidad de lugar. El portafolio de Estate Reserve cuenta con 8 vinos. El Cabernet Sauvignon proviene del valle del Maipo, y tiene notas a frutos rojos como casis, ciruela, frambuesas, además de notas a tabaco y chocolate amargo. En boca, se trata de un vino con estructura firme, taninos finos y envolventes, y con buena persistencia.

La variedad Merlot, proveniente del campo Romeral en el valle del Maipo, es un vino con notas a frutas rojas frescas como cerezas y frambuesas, además de notas a pimienta blanca y cedro. En boca, se logra percibir el clima fresco de la zona, con su fruta de tensa acidez y jugosidad. Es de cuerpo medio, con taninos elegantes y gran frescura.

El Carmenère por su parte, también del valle del Maipo, es un vino color rojo violáceos con aromas a fruta negra intensa y hierbas y especias como la canela y el clavo de olor. En boca es rico en sabores frescos de frutas rojas con notas a tabaco y pimienta negra. Es ideal para maridar con carnes magras, como pato y pavo.

El Pinot Noir, por otro lado, proveniente del campo Belén en Casablanca, se trata de un vino de cuerpo delicado y estructura elefante, con excelente equilibrio e intensidad, y un final largo.

Estate Reserve Sauvignon Blanc, también de la zona de Casablanca, está elaborado con uvas de alta expresión aromática y abundante frescura. Es un vino que permanece en sus finas lías hasta su embotellado para así preservar su frescura y aumentar su volumen en el paladar. Es muy fresco, cítrico, jugos e intensamente afrutado y mineral.

El Chardonnay, por su parte destaca por su color amarillo pálido, luminoso y brillante. Tiene aromas cítricos y a otras frutas como peras y manzanas. En boca es fresco, tenso y muy bien equilibrado.

Finalmente, Estate Reserve Gewurztraminer, es un vino ideal para acompañar aperitivos, charcutería, encurtidos finos y postres en general. Es intensamente aromático, con notas a flores como azahares, rosas y jazmín, frutas blancas como lichi y melón. Tiene una textura oleosa, posee un grato balance entre dulzor y frescor, y es equilibrado y persistente.

Si te interesa saber más, pregunta AQUÍ

Suscríbete a nuestras aventuras…

    Translate »