Malmau Malbec Maule – De Actor de Reparto a Protagonista

A diferencia de una cepa como la syrah, de reciente incorporación en Chile, la malbec no es una recién llegada a nuestro país. Ella existe en nuestro territorio desde hace mucho tiempo, aunque se la conocía más bien como Cot Rouge y se utilizaba principalmente para mejorar el color de los vinos del Secano.

Por su parte, es probable que los profesionales extranjeros que llegaron a Argentina hayan tenido una buena cuota de responsabilidad en la valoración actual de la malbec. Uno de ellos es el enólogo italiano Attilio Pagli, quien llegó a Mendoza en la década de los noventa convocado por su gran experiencia en Sangiovese. Sin embargo, Pagli fue gratamente sorprendido por el potencial de la malbec, una variedad originaria del suroeste de Francia, particularmente de Cahors, y apostó por ella. O, más bien, les dio a los mendocinos la confianza comercial de que lo que tenían entre manos era de primer nivel.

En Chile, al igual que en Argentina, esta variedad no era considerada como un actor estelar, sino más bien de reparto, ya que en ambos lados de la cordillera se reservaba la escena principal para la cabernet sauvignon. Pablo Morandé conoció la malbec desde muy joven, debido a que en el campo familiar de Cauquenes había un viñedo de más de 80 años plantado con ella. Y, como era la usanza, se utilizaba para mezclas. En línea con el carácter pionero que nos caracteriza, Viña Morandé lanzó a fines de los 90 su primer Malbec como parte de la línea Aventuras.

Cuando en 2014 compramos el campo La Constancia, este venía con una “marraqueta bajo el brazo”: un antiguo viñedo de malbec de poco más de 60 años. Conducido originalmente en espaldera, se encontraba en estado de semi abandono y, por lo tanto, más “relajado” de lo que dicta la estricta escuela de la espaldera vertical. Con solo dos alambres, las plantas crecían casi como un viñedo en cabeza, y la calidad de sus pequeños racimos y bayas, dio vida al primer Malmau (Malbec de Maule). Matías Michelini, junto a nuestra enóloga Daniela Salinas, se encargó en sus primeras cosechas de mostrarnos el camino con esta maravillosa uva.

Malmau proviene entonces de un viñedo que es una vía media entre espaldera y cabeza, plantado sobre suelo granítico y muy equilibrado en su producción, gracias a la edad de sus parras. Lo manejamos en una condición de semi secano, ya que se riega solo una o dos veces en la temporada, dependiendo del clima de la añada. Se cosecha en tres diferentes momentos para que el vino sea más bien “una película y no una foto” de la vendimia, como solía decir Matías.

Cada uno de estos tres componentes se fermenta por separado en huevos de cemento. La primera parte se cosecha temprano, con un grado alcohólico más bajo, notas aromáticas más “tiólicas” (o frescas) y alta acidez. Luego, en el segundo huevo se fermentan las uvas que consideramos están en el punto exacto de madurez. Ellas entregan notas florales de violetas y taninos dulces, lo que las hace un componente que mezcla tensión y fruta roja. Las uvas del tercer lote se caracterizan por entregar fruta más negra, como moras y cerezas, y presenta mayor volumen y dulzor.

El pisoneo que hacemos durante la fermentación nos asegura una extracción suave de los sabores y componentes que se encuentran en los hollejos. La forma de los huevos hace posible un mayor contacto e inmersión del sombrero en el vino, con un efecto que podríamos asimilar al de una bolsa de té en el agua caliente. Lo que buscamos es darle tiempo a esta difusión pasiva del hollejo al vino y no “apretar la bolsita” para extraer más fuertemente, que sería el caso si hiciéramos remontajes tradicionales con bomba.

La guarda en barricas de 500 l. completa la labor en la bodega y da paso al trabajo del tiempo, que culmina con la crianza en botellas de este vino que nació como actor de reparto, pero que en base a grandes actuaciones se ha ganado su espacio entre las estrellas del firmamento vitícola.

Ricardo Baettig

Enólogo Viña Morandé

Si te interesa saber más, pregunta AQUÍ

Suscríbete a nuestras aventuras…

    Translate »