Un año lleno de perseverancia y reconocimiento

Sin duda ser nombrados Viña del Año es un gran honor. Para todos en Morandé, ese nombramiento, junto con el Mejor Tinto de Chile y Mejor Espumante de Chile, fue sin lugar a duda un hito en nuestra historia y en el camino que hemos ido trazando año tras año.

Un camino, que ha estado lleno de trabajo duro, sueños y perseverancia. Un camino que ha sido posible y que comenzó, cuando Pablo Morandé, fundador de Viña Morandé decidió crear la viña con un único objetivo, sobresalir en la industria viticultora chilena que había en ese momento y apostar por la innovación en la producción de vinos.

Quizás hoy pueda parecer una idea bastante lógica, pero créanme que en 1996 era visto como algo impensado o algo imposible de conseguir. Sin embargo, Pablo Morandé impregnó desde el primer día en el ADN de la viña, su espíritu aventurero y pionero, y desde ese entonces, en Morandé no hemos dejado de creer y trabajar para conseguir ese objetivo.

Si miramos para atrás, no cabe duda, que es realmente un hito en la historia del vino del chileno, el descubrimiento del valle de Casablanca, como un terroir del más alto nivel para vinos de alta gama, en donde Viña Morandé y su fundador, fueron pioneros en plantar las primeras parras y creer en el potencial de esta zona.

También, el hecho que como viña busquemos rescatar terruños y técnicas ancestrales de vinificación, de forma de producir creaciones enológicas únicas y atractivas con cepas pocos tradicionales- pero de un tremendo atractivo y potencial- como el País, Cinsault, Carignan, entre otras. Además, de estar continuamente en la búsqueda de nuevos orígenes, haciendo exploraciones en valles más australes, como es el caso de la línea Black Series que proviene

La línea Morandé Adventure Wines es otro gran hito. Un proyecto enológico que busca destacar la desconocida diversidad de terruños en Chile. Un portafolio de 10 etiquetas de vinos sin reglas, con enólogos que se atrevieron a experimentar, transmitiendo toda su personalidad y estilo. Vinos que sorprenden por su diversidad, innovación y gran calidad.

Y siento que me quedo corto. La verdad es que en estos 25 años Viña Morandé ha tenido su foco claro, y este reconocimiento se ha sentido como una invitación a seguir por este camino y a confiar que estamos haciendo las cosas bien. Ha sido una confirmación de que todos esos años de trabajo duro tienen un significado para otros, y que debemos seguir con la misma pasión por este lindo oficio.

Si te interesa saber más, pregunta AQUÍ

Suscríbete a nuestras aventuras…

    Translate »