Valle del Cachapoal – Descubriendo el encanto secreto de La Moralina

El río Cachapoal da nombre al valle que está inmediatamente al sur del valle del Maipo: el valle del Cachapoal, un lugar que, si bien cuenta con características distintas, comparte con su vecino del norte una capacidad de producir grandes vinos de variedades Bordalesas.

Cachapoal es una zona eminentemente agrícola, ocupando la mayor parte de sus terrazas aluviales a la producción de fruta, por lo que la mejor viticultura se ha desarrollado en el pie de monte entre la ciudad de Rancagua y el pueblo de Pelequén por el sur.

Hablar en forma gruesa de un valle vasto dice poco, pero si nos centramos en su precordillera, particularmente al sur del río Cachapoal, así como las terrazas aluviales cercanas al pueblo de Coya, podemos afirmar que junto a un clima más lluvioso (comparado a la Región Metropolitana) y la temperatura media más baja -de al menos 1 °C – dan como resultado una combinación muy particular y de gran calidad.

Nosotros hemos centrado nuestra atención en el límite sur de la precordillera de Cachapoal, donde se encuentra el viñedo de La Moralina. Plantado fundamentalmente con Cabernet Sauvignon y Carmenere, posee también dos pequeñas parcelas de Petit Verdot y Petite Syrah, que han demostrado una carácter y personalidad únicos.

La Moralina comparte dos tipos de suelo, uno aluvial generado por el estero Los Maquis, tributario del estero Rigolemu que da también nombre al cerro que cubre la espalda del campo y que comúnmente en invierno acumula nieve. Como dicta la norma, hemos plantado el Cabernet en el suelo aluvial y Carmenere en los sectores-aluvio coluvial donde también están los cuarteles de ambos Petites.

Nuestra experiencia nos ha demostrado que este terroir ofrece vinos de gran fineza, de “músculo largo”, vinos con taninos de calidad y estructura más sutil que potente. La mayor diferencia con los Cabernet del Maipo puede que se deba a que el agua de La Moralina carece de la mineralidad dada por los carbonatos y sulfatos que poseen las aguas del Alto Maipo. De esta forma, a través de los últimos 20 años, La Moralina nos ha confirmado que contamos con un terroir distinto y de gran calidad, del cual nos sentimos orgullosos y tremendamente afortunados de poder vinificar sus uvas e ir descubriendo la exquisitez de opciones y diversidad que posee.

Si te interesa saber más, pregunta AQUÍ

Suscríbete a nuestras aventuras…

    Translate »