Valle del Maule, la cuna del nuevo, antiguo Chile

El valle de Maule es la región vitivinícola más grande de Chile y es también, la que más diversidad tiene en términos geográficos y climáticos, que incluye valles planos y soleados, colinas costeras y un largo corredor central. Actualmente, cuenta con más de 50.000 hectáreas plantadas de vides viníferas, de las cuales 74% corresponden a cepas tintas y 26% a cepas blancas.

El clima de esta zona es principalmente mediterráneo, con gran influencia de viento frío proveniente de la cordillera de los Andes, lo que aumenta la oscilación térmica diaria y reduce el periodo de temperaturas máximas, ayudando a la maduración de la fruta en buenas condiciones. Sus suelos son mayoritariamente de origen granítico, que se han conformado por la descomposición de rocas graníticas a lo largo de millones de años. Son estas condiciones, de clima y suelo, las que hacen que cepas tintas y blancas encuentren en el valle del Maule, particularmente en el secano Interior y costero, el terroir ideal para poder asentarse.

De hecho, es desde el siglo XVI, con la llegada de los colonizadores españoles y las primeras vides, que variedades como País y Moscatel, y posteriormente Carignan, Cinsault y Semillón, encontraron en las tierras del Maule su mayor potencial. Cepas no particularmente tradicionales, que llevan cientos de años siendo producidas en estos suelos, y se han convertido, en un auténtico patrimonio vitivinícola que no existe en otras partes del mundo y que le están dando a Chile, un nuevo posicionamiento en el mundo del vino.

En la búsqueda de rescatar y dar valor a esta zona y a toda esa riquísima tradición vitivinícola, es que Morandé, desarrolló el proyecto de Terroir Wines, una línea de vinos provenientes del valle del Maule, que se elabora a partir de parras centenarias, rescatando las antiguas tradiciones de la región, como sus pequeños productores artesanales y sus viejas parras podadas en cabeza. Una línea de vinos que se produce bajo un prisma moderno que invitan a conocer ese nuevo, antiguo Chile.

El portafolio de Terroir Wines cuenta con 3 vinos; un Carmenère Malbec con notas a frutos negros, cedro y clavo de olor, que es redondo, suave y complejo en el paladar; un Cinsault País de cuerpo medio a liviano, jugoso y colmado de sabores frutales; y un Semillón, jugoso con gran frescura y acidez con notas a frutas cítricas, peras y miel. Los 3 son vinos con un gran sentido de lugar e identidad y buscan reflejar de forma emblemática toda la experiencia de la viña a la vez del extraordinario valor que significa el terroir del Maule.

Si te interesa saber más, pregunta AQUÍ

Suscríbete a nuestras aventuras…

    Translate »