Terroir Wines, vinos con sentido de lugar

Esta línea de vinos recoge la experiencia pionera y aventurera de Viña Morandé, rescatando antiguas prácticas de vinificación bajo un prisma moderno. Se tratan de vinos sencillos, con una clara identidad que ejemplifican con maestría el valor del viejo, nuevo Chile. 

La búsqueda de Viña Morandé por encontrar nuevas expresiones, valles y técnicas para crear vinos únicos y no tradicionales es algo que ha marcado sus 25 años de trayectoria. En este camino, el valle del Maule ha sido un gran protagonista: uno de los valles vitivinícolas más grandes e importantes de Chile, que entrega terroirs de gran potencial, capaz de producir variedades emblemáticas, con diferentes expresiones.

Es así, como Viña Morandé decide crear en esta región su línea de vinos Terroir Wines, un proyecto que busca elaborar grandes vinos a partir de parras centenarias, rescatando las antiguas tradiciones, sus pequeños productores artesanales, sus viejas parras podadas en cabeza y todo lo que constituye su patrimonio cultural.

El portafolio de Terroir Wines cuenta con 4 vinos, un Carmenère-Malbec, elaborado con parras de Carmenère del campo Melozal que fueron plantadas hace más de 20 años en suelos graníticos, y parras de Malbec del campo La Constancia, plantadas hace más de 50 años sobre un suelo de base coluvial arcillosa. Se trata de un vino redondo, suave y complejo en paladar, con fruta en equilibrio con sus taninos y fresca jugosidad.

También, el portafolio cuenta con un Cinsault-País, elaborado con uvas obtenidas del campo La Constancia, enclavado en el sector oriental de la cordillera de la Costa. Es una zona de colinas suaves, con suelos graníticos, arcillas rojas y algunos sectores coluviales. Este vino es de cuerpo medio a liviano, jugoso, colmado de sabores frutales y gran frescor.

El Semillón por su parte, es un vino de color amarillo broncíneo, limpio y luminoso. Tiene aromas a frutas cítricas, pera y miel y se trata de un vino seco, ácido, fresco y jugoso. Está elaborado con uvas de parras viejas que se ubican en la ladera sur de la zona de Loncomilla en el valle del Maule.

Finalmente, el último vino en sumarse a este portafolio es de variedad País. Sus uvas provienen del Secano Interior de la zona de Melozal. Se trata de un vino con aromas a frutos rojos como frambuesas y guindas ácidas, además de ligeras notas de tierra y especias que recuerdan a la canela.

De esta forma, el portafolio de Morandé Terroir Wines busca entregar vinos accesibles, que resaltan la fruta, con un gran sentido de lugar. Vinos que muestran años de historia de un valle emblemático, entendiendo la idea de poner en valor ese patrimonio vitivinícola único en el mundo.

 

Si te interesa saber más, pregunta AQUÍ

Suscríbete a nuestras aventuras…

    Translate »