Morandé Adventure, un portafolio de vinos libres y jugados

Uno de los grandes hitos de Viña Morandé en sus primeros años, fue la creación de una línea de vinos llamada “Aventuras” de la mano del visionario enólogo Pablo Morandé. Muy adelantado a su época, Pablo buscaba destacar la desconocida diversidad de terruños de Chile, así como poner valor en las antiguas parras de los viñedos del Secano Interior de las regiones de Maule e Itata, como de las variedades de poco renombre, tradicionalmente cultivadas allí.

Más de 10 años después, junto al equipo enológico de Viña Morandé, conformado por Daniela Salinas, Cristián Carrasco y Jorge Martínez, retomamos este proyecto dando vida al actual portafolio de vinos Adventure, que consta de 10 etiquetas.

Para nosotros, se tratan de vinos libres, hechos a mano, que buscan mostrar la diversidad de terroirs y variedades de todo Chile. Gracias al abanico amplio que tenemos de valles y cepas en nuestro país, es que se nos permite hacer vinos fuera de la tradicional oferta vitivinícola nacional.

El portafolio se compone de Vigno, un vino en base a Carignan con un pequeño porcentaje de Syrah que refleja una pequeña joya que se escondía en el valle del Maule, en un terruño que representa la perfecta conjunción entre la tradición del campo chileno y el Carignan, una variedad mediterránea que renace en el Maule para su mostrar su carácter único. Se trata de un vino con un tremendo carácter, estructura joven y gran concentración.

Despechado, es un Pinot Noir 100% honesto, sin maquillaje. La enóloga Daniela Salinas busca con él lograr la mejor expresión de las uvas, obteniendo un vino frutal, fresco y fácil de beber. Se trata de un Pinot Noir no estructurado, simple, delicado, rústico, honesto del valle de Casablanca.

Bestiario, es un vino rupturista, que nace con la idea de romper esquemas, proponiendo un vino blanco elaborado como si fuera un tinto, que abre una nueva dimensión gustativa. Una propuesta enológica diferente, elaborada a partir de variedades poco tradicionales en Chile como son Marsanne, Roussanne y Viognier.

Por su parte, Tirazis, del valle de Casablanca, es la muestra del gran potencial que puede alcanzar la cepa Syrah en zonas de clima frío que nos inspira a elaborar un vino de gran elegancia y complejidad, que sea capaz de mostrar su estructura casi pétrea y granítica. Un vino complejo y fresco a la vez.

Creole, es un vino producido con las cepas Cinsault y País, dos variedades fuertemente arraigadas en la cultura y tradición del sur de Chile, provenientes de antiguas parras del Secano Interior de Itata y Maule, convirtiéndose así en un vino que es reflejo y fiel representante del campo chileno.

Gran Petit, representa la apuesta de Viña Morandé por dos cepas poco exploradas, pero con un gran potencial: Petite Sirah y Petit Verdot y que hoy encuentran su esplendor en el viñedo La Moralina en el valle del Cachapoal. Estas dan vida a un vino jugoso, de estructura abundante y generosa.

Otro vino que compone este portafolio es El Padre, un Cabernet Franc del valle del Maipo cuyo objetivo es honrar esta cepa y demostrar el gran potencial que tiene, a través de un vino complejo, de gran estructura y una elegancia muy particular. Antiguas Raíces por su parte, nace del interés por reinterpretar variedades mediterráneas en el valle del Maule, a través de la co-fermentación de cepas tintas y blancas para crear una mezcla novedosa con una personalidad muy clara: un vino eminentemente frutal, con marcada presencia de fruta roja, de gran acidez y frescor.

Aterciopelado, mezcla de 80% País y 20% Malbec, rinde tributo al antiguo Terciopelo cauquenino rescatando la cepa País, buscando llevarla a una expresión de mayor elegancia, balance y cuerpo, mostrando el gran potencial que tiene para la creación de vinos de mayor complejidad. Se trata de un vino con taninos aterciopelados, de gran acidez y muy seductor.

Finalmente, Colinas de Ránquil, es el último vino en sumarse al portafolio. Es un vino 100% de cepa País, del valle del Itata con buena estructura, taninos bien definidos y con leves toques de especias dulces como canela. Con Colinas de Ránquil lo que buscamos es mostrar los extraordinarios terroirs presentes en Chile, los que crean vinos únicos y con un profundo sentido de origen.

Si te interesa saber más, pregunta AQUÍ

Suscríbete a nuestras aventuras…

    Translate »